Mini Cupcakes de vainilla, canela y chocolate (Con reflexión)

He tratado de desconectar un poquito en una casa rural con unos amigos viendo paisajes preciosos y sin tener que salir de la provincia Alicantina. ¡¡Una escapada muy económica y enriquecedora para estos tiempos de crisis!!

Y estos días me han servido para pensar y reflexionar en varias cosas: Una de ellas de las que me he dado cuenta y que cada vez cobra más peso y sentido es en lo felices que podemos ser con muy poco…
¿Por qué la sociedad se empeñó en tener una hipoteca, dos coches, plantearnos comprar otra casa para los puentes y vacaciones, tarjetas de crédito con infinidad de intereses o viajes de lujo y ensueño pagados a plazos o bodas por todo lo alto??? ¿Por qué no leíamos la letra pequeña de las financiaciones? ¿Por qué nos hemos dejado engañar por la promesas de banqueros o amigos consumistas?

¿La guerra de las comparaciones? El juego de cuanto más tengo más feliz soy?

Estamos acostumbrados a tener de todo, a no pelear por apenas nada, a no valorar las pequeñas cosas y a vivir al día sin ahorros. Hemos querido vivir al límite por aquello de “¿y si mañana estoy muerto?”

Ahora vienen las penas, los agobios… el culpar a otros (que si bien tienen parte de culpa no toda) de nuestros problemas económicos, y todo por la inconsciencia y el dejarnos llevar cuando todo eran facilidades, todo por no pensar… “¿Podré con estos gastos si me despiden o me sube el Euribor?”

Y pensar que nuestros abuelos disfrutaban con un paseo por el parque los domingos o con una tableta de chocolate el día de Reyes!! Y pensar que antes para casarte o que tu hijo hiciese la primera comunión no hacía falta gastarse miles de euros porque se trataba de una comida familiar donde el lujo no importaba… Porque no importaba el qué dirán... sino el compartir ese día con los que realmente se alegraban contigo!!

Quizá deberíamos echar la vista atrás, dadnos cuenta de nuestros propios errores y recordar siempre una frase con la que yo crecí a diario: “LA FELICIDAD ESTÁ EN CREER EN LAS PEQUEÑAS COSAS QUE SIGNIFICAN MUCHO”

Y ahora, si aún seguís leyendo y queréis endulzaros tras esta reflexión amarga aunque realista… Os presento unos mini cupcakes que llevé de postre a una cena de amigos cocineros.

Esta deliciosa receta me la facilitó mi amiga Miriam, la sacó del libro “Cake Days from Hummingbird Bakery” ella los hizo con aroma de agua de rosas tal cual viene en el libro y yo la adapté un poquito para hacer la siguiente:

MINI CUPCAKES DE VAINILLA Y CANELA
Ingredientes (Receta para unos 24 mini cupcakes):
- 80 gr. mantequilla a temperatura ambiente ambiente
- 280 gr. azúcar caster (azúcar normal triturada, es una media entre el azúcar normal y el azúcar glass)
- 240gr. Harina de repostería
- 1 cucharada de levadura
- 1/4 cucharadita sal
- 1 cucharadita de canela en polvo
- 1 cucharada de aroma de vainilla (yo uso el concentrado de Wilton)
- 240ml. leche entera
- 2 huevos L

Preparación:
En la batidora eléctrica con la pala mezclamos la mantequilla, el azúcar, la harina, la levadura y la sal a velocidad baja hasta que esté todo bien integrado y queden pequeños grumos.
Mezclar el agua de rosas con la leche en una jarra o cuenco. Añadir los huevos y batir a mano bien.
Verter 3/4 de la mezcla de leche a la mezcla anterior de la batidora, a velocidad baja. Subir la velocidad hasta que espese la masa.
Bajar los restos, agregar el resto de leche a la masa y la cucharadita de canela.
Mezclar a velocidad media hasta que vuelva a estar todo integrado y quede una masa fina.
Precalentar el horno a 180º durante 5 minutos y preparar las cápsulas para mini cupcakes en nuestro molde de acero o silicona.
Rellenar las cápsulas un pelin menos de 3/4 de su capacidad (crecen bastante) y hornear unos 15 min.

Para acompañar esta receta hice un ganache ¡qué estaba riquísimo! Aquí lo tenéis:

GANACHE DE CHOCOLATE
Ingredientes:
200 gr de chocolate para fundir
200 gr de nata líquida para montar
Preparación:
Cortamos el chocolate en trocitos pequeños en un bol. Calentamos en un cazo la nata hasta que esté bien caliente pero sin que llegue a hervir. La vertemos sobre los trocitos de chocolate.
Dejamos reposar unos 5 minutos hasta el chocolate se derrita completamente y removemos lentamente sin que le entre aire a la mezcla.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego metemos el ganache en la nevera para que coja consistencia, un mínimo de 4 horas, toda la noche si es verano.
Después batimos con la batidora hasta obtener una crema suave y espesa. La metemos en una manga desechable con la boquilla que vayamos a utilizar. Yo en esta ocasión no usé boquilla, a la hora de decorar los mini cupcakes corté la punta de la manga pastelera.

Para decorar hice unos pequeños girasoles con fondant.
Gracias por llegar hasta aquí y por expresarme vuestra opinión. Os recuerdo que...  
Podéis seguirme también en las redes sociales, tanto en Facebook: www.facebook.com/ilusionescolorpastel, como en Twitter: https://twitter.com/#!/IlusionesColorP

Un besazo y a disfrutar con lo pequeño, ¡¡¡La primavera nos lo pone bien fácil!!

33 comentarios:

María Teresa dijo...
martes, 10 abril, 2012

Me han encantado de verdad, a ver si un día me animo e intento hacerlos yo tambíen.
Mira, con respecto a tu reflexión, se puede pasar con lo que tu quieras pasar, cuando pierdes familiares tan cercanos como tus padres,te das cuenta de lo poco que necesitamos para ser felices. Mi madre me dijo antes de irse que diese gracias por el café que me podía tomar yo sola, porque un día te tienen que ayudar a llevartelo a la boca, ya ves, ella murío de cancer, con 59 años y hablamos mucho antes de irse.
Vivimos en un sitio privilegiado, tenemos un techo donde vivir y más o menos trabajo, y salud, no hace falta mucho más, solo sacarle partido a lo que tenemos .
Un besote mi niña, sois maravillosos y con esa forma de pensar sé que vais a ser muy felices.

Xti dijo...
martes, 10 abril, 2012

No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión... es una pena que muchos se den cuenta tarde de lo importante que es disfrutar de lo sencillo... Dicho esto, me encanta la mezcla de chocolate, canela y vainilla ... mmmm... se me hace la boca agua!!!

Karma dijo...
martes, 10 abril, 2012

Cuanta razon tienes!! Yo recibia juguetes solo el dia de Reyes y ahora no nos conformamos con nada :(
Los cupcakes son una monada!! Besosss

MIRIS dijo...
martes, 10 abril, 2012

la felicidad nace de dentro hacia fuera, no de fuera hacia adentro.
Gracias por tu post! a mi la canela me hace muy feliz!
Un abrazo Estefanía.
Miriam

Lourdes cookies dijo...
martes, 10 abril, 2012

Estoy de acuerdo con lo que dices, qué bonito era jugar más con la imaginación que con cosas materiales, la vida ha dado muchas vueltas.
Mmmmm yo mientras jugaré a hacer tus cupcakes!!!
Besos
Blog de Lourdes cookies

Clara cocinillas dijo...
martes, 10 abril, 2012

Que ricos estos cupcakes que has hecho para la cena con los amigos. Con que poco podemos ser felices. Con una amiga siempre comentamos que la felicidad esta hecha de esas pequeñas cosas del día a día. Un besazo y nos vemos prontito.

Mercedes dijo...
martes, 10 abril, 2012

Los cupcakes una monada, la reflexión super interesante, yo lo siento mucho por los que lo estan pasando mal pero que verdad es que a nadie se le ha puesto un puñal en el pecho para comprar esto y lo otro, yo soy de las de si tengo me lo compro y sino pues a ahorrar.
Besitos.

eva dijo...
martes, 10 abril, 2012

K RICOS SE VEN ESTEFI ESTAN PRECIOSOS ME ENCANTAN COMO TE KEDARON K EMBIDIA SUERTE TU K TE PUDISTES ESCAPAR YO NI ESO PUEDO se ven deliciosos guapa y cuanto ma stenemos mas keremos y hasta k no pasan las cosas no te das cuenta verdad?un besazo mi niña te kedaron divinos besis

Le petit monde de Giselle dijo...
martes, 10 abril, 2012

ME LO HE LEÍDO ENTERITO, y qué razón tienes Estefanía!! Ojalá aprendiésemos todos a valorar más lo que tenemos y ojalá podamos salir del lío en el que nos hemos metido. Los mini de vainilla me han encantado, seguro que los disfrutasteis un montón!! un besote guapa!
Gisela.

Andrea dijo...
martes, 10 abril, 2012

Tienes toda la razón del mundo. En mi familia hasta ahora hemos tratado de no dejarnos llevar por el consumismo. Tengo 3 hijos que quieren tooodo lo que ven y más, pero les enseñamos que MENOS muchas veces es MAS. Y que hay que compartir, y que aunque los demás tengan más bienes materiales, no significa que sean felices. ( y que no pienso gastar miles de euros en una comunión!!!) (conozco gente que ha pedido créditos hasta para eso)... no sigo porque mi reflexión sería demasiado larga. Gracias por compartir tus pensamientos.
Y por esa receta tan rica!!! Te han quedado preciosos con esas flores. Un beso.

lidia dijo...
martes, 10 abril, 2012

Pero que razón tienes hija!!! La verdad es que la reflexion está genial, no hace falta tanto para ser un poco feliz, y los mini- cupcakes me han encantado, las capsulas verdes son preciosas y las florecitas le dan un toque a lo bucólico, un encanto, me quedo con tu receta para probar a ver que tal, ya te contaré guapa, Besitos!!
www.milindacocina.blogspot.com

noelia dijo...
martes, 10 abril, 2012

Totalmente de acuerdo con tu reflexión , nos hemos creído ricos y ahora nos damos cuenta de la realidad.
Los cupcakes tienen una pinta increíble.

antonia dijo...
martes, 10 abril, 2012

Que buenos los cupcakes,en cuanto a tu reflexion si todo el mundo pensara igual que bonito seria el mundo,un besito.

Eva Gema dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Bonita reflexión que no todo el mundo analiza a fondo. Es una lástima no centrarnos en las cosas que realmente merecen la pena. espero que hayas disfrutado de tu desconexión rural. Unos mini cupcakes divinos. Besoss

Gema

Las galletucas de Elena dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

A veces la sociedad impone unas "reglas" y la gente se deja llevar por ellas, cuando realmente lo importante está en el dia a dia y en los pequeños detalles...no? te han quedado bonitos los cupcakes...un besuco!!

Tara dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Divinos tus cupcakes y la reflexion muy acertada besitos linda!!

Conchi dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Mi princesa bonita! Por nuestras conversaciones ya sabes de sobra que soy la primera en apuntarme a esa forma de ver las cosas, aunque lamentablemente no podamos volver atrás y conformarnos con muy poquito para ser felices, al menos sí podemos aprender a disfrutar, como tú bien dices, de esas pequeñas cosas que hacen la vida un poquito más especial. Empezaré por dar gracias cada día de tenerte como amiga, porque no tienes precio. Y, por supuesto, me llevo uno de esos cupcakes, que tienen una pintaaaaa...!
Besos, preciosa!

laurilla fondant dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

que buena pinta y que bonitos son tus cupcakes!!!
yo me he pasado la Semana Santa en casa horneando, me lo he pasado genial :)
besazos!

Marisol. dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Muy ciertas tus palabras, que pinta tienen los cupcakes, besitos.

Min's Bakery dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Genial tu Blog! gracias por compartirlo con nosotr@s!!! te dejo la dirección el mio por si me quieres hacer una visita jeje besitos!
http://minsbakery.blogspot.com.es/

Ana y Carmen dijo...
miércoles, 11 abril, 2012

Creo que tienes toda la razón... las pequeñas cosas de la vida, son las que a la larga van haciendo que seamos más felices. creo que es algo que tenemos todas aquí en común: una sonrisa de sorpresa cuando regalas un pastel o unos cupcakes... la alegría que se transmite; desde luego eso es lo que nos hace disfrutar de las cosas que hacemos. Mmmm super ricos tus cupcakes, seguro. Besos

Laura dijo...
jueves, 12 abril, 2012

pues si, que razón tienes...al final la vida nos enseña que lo que queda al final lo hemos tenido siempre ahí y no lo veíamos.porque para nosotros era insignificante..las pequeñas cosas son las mejores alegrías ;D

Laura dijo...
jueves, 12 abril, 2012

ahh y los cupcakes de vainilla de vicio!! que me he cogido la receta para hacerlos un día y te cuentop , besos

laury dijo...
jueves, 12 abril, 2012

que bonitos niña,estos se comen solitos!
saludos.

Las Recetas de Manans dijo...
jueves, 12 abril, 2012

Pero que cosas tan lindas preparas!

Jesús Berraquero dijo...
jueves, 12 abril, 2012

No te falta razón en lo de tener más y más y cuando tengo de todo quiero más,es cierto.Firmamos sin pensar en lo que podría pasar si no podemos afrontar el pago,pero pienso que la culpa (aunque lo reflejas muy bien en la entrada) es de ellos también.Vas y pides una hipoteca y te dicen que no cubres los gastos pero que si traes un avalista entonces si te la dan,pero claro,tú sigues sin cubrir los gastos,pero como pueden crujir al avalista pues ala,palante.Ese ha sido el pan de cada día hasta que reventó la burbuja,pero vamos,que paso de tos ellos y que yo quiero decirte que te han salido unos cupcakes de categoría,como siempre niña,que tienes unas manitas que te sale to perfecto :) un abrazo Bss

paulambetadas dijo...
viernes, 13 abril, 2012

Los cupcakes tienen una pinta deliciosa. Y la reflexión aunque amarga es muy acertada, el que no quiera verlo que no lo vea, siempre es mucho más fácil echar la culpa a otros de nuestros propios errores. Besos

La Cupcakeira dijo...
sábado, 14 abril, 2012

Que buena pinta!!!

Juanjo dijo...
sábado, 14 abril, 2012

Seguro que estaban buenísimos pero con las fotos lo dicen todo :) un besote.

Debora de lucas dijo...
domingo, 15 abril, 2012

ummmmm que buenos¡¡¡¡¡me llevo uno para merendar

Miguel Hinojosa dijo...
lunes, 16 abril, 2012

Cupacakes y reflexión de primera!!!!!
Besos
Miguel
lareposteriademiguel.blogspot.com

Notas en mi cocina dijo...
lunes, 16 abril, 2012

Tienes toda la razón en lo que dices. Yo por ejemplo cada vez que abrazo a mi peque pienso eso, hay algo más lindo y más barato en este mundo que ese abrazo?...y lo disfruto muchísimo.
Una belleza esos cupcakes!
QUe tengas una bonita semana
BESITOs

laury dijo...
lunes, 16 abril, 2012

uah cuanta razon!!! ay que saber disfrutar de las pequeñas cosas,de esos momentos como dice la compi de arriba...eso vale oro! eso es la felicidad...que coraje me da eso del aparentar..yo soy feliz con lo que tengo que no es nada y todo a la vez... una familia y unos hijos que valen tesoros y eso no lo cambio por nada..a mi el lujo me sobra...
a todo esto los mini cupcakes,deliciosos!!
saluditos.

Publicar un comentario en la entrada