Receta mini Croissant - ¡¡Regresión a mi infancia!!

Una de las cosas que me volvían completamente loca de felicidad al llegar al verano e ir a Vellisca (Cuenca), el pueblo de mi abuela que en otras ocasiones he mencionado, era que iba a desayunar.. "Chuflitos"... 

¡Chuflitos!!! ¿Chuflitos??? ¿¡¿¡Y eso que es lo que es?!?!? Y yo que sé... Si se lo preguntas a mi abuela probablemente te mande a la porra, y no porque no sea especialmente encantadora no... es porque si bien es abuela parlanchina no lo es precisamente cuando se trata de dar explicaciones... (tía, esto no hace falta que se lo leas...jajaja). 

Tras años de madurez he comprendido que cuando mi abuela bajaba a la única panadería del pueblo a complarle a su nieta mini croissant... no le salía la palabra... así que terminó señalandolos y diciendo: 
"-Ponme chuflitos de esos que le encantan"... 
Y que queréis que os diga... que chuflitos mola más ¡¡ja!! Sino fuese porque si buscáis la receta de Croissant con semejante nombre en Google va a ser que mi blog no lo encontráis... Y porque hasta que tuve madurez mental (hace relativamente poco...) no me pare a pensar que semejante delicia eran simples croissant con azúcar glass expolvoreado en su crujiente superficie... Y por tanto, no podía buscar herramientas para poder saciarme ¡¡siempre que me diese la real gana!!
Y es que la panadera de Vellisca se jubiló... y ahora la panadería no está en la plaza del pueblo, está en otra calle, y si bien siguen haciendo maravillas para el paladar... No hacen "chuflitos" :( Ains...
Años y años sin catarlos, sin desayunarlos, sin merendarlos... ¡¡Hasta que me hice con la receta!!

Venga dejar de babear que os la indico ya mismo, y en vosotros queda si son mini croissant o chuflitos... ¡Están igual de ricos!

RECETA MINI CROISSANT
Ingredientes:
20 gr de levadura de panadería
80 gr de azúcar
500 gr de harina de fuerza
1 pizca de sal
100 ml de leche
150 ml de agua
270 gr de mantequilla sin sal
Para pincelarlos: 1 yema de huevo batida
Para decorar: Azúcar glass

Preparación:
1. En un bol vertemos el agua y desmenuzamos la levadura hasta que se disuelva.
2. En en otro bol más grande echamos casi toda la harina (reservamos unos 50 gr), el azúcar, la sal, la leche y revolvemos todo, integrando los ingredientes. Después incorporamos el agua con la levadura y mezclamos bien.
3. Echamos harina sobre la encimera de mármol de nuestra cocina, ponemos encima la masa y amasamos con el resto de la harina unos 7 minutillos.  Volvemos a enharinar la encimera y tapamos nuestra masa con un paño un poco húmedo durante 10 minutos.
4. Amasamos de nuevo un poco y volvemos a dejar la masa en reposo tapada con el paño otros 5 minutos más, y así una 5 veces más... hasta que la masa quede fina... (no lleva más de una hora, paciencia!!). 
5. Ahora ponemos nuestra masa en otro bol engrasado con mantequilla para que no se pegue, tapamos con el paño húmedo y a la nevera una hora. (Mientras podéis llamar a la familia y amigos para que vengan a merendar ^_^ )
6. Cuando hayáis concretado la hora de la merendola y mientras continua la hora de reposo en la nevera de nuestra masa... Colocamos la mantequilla fria entre dos papeles parafinados de hornear y con ayuda de nuestra fuerza y un buen rodillo estiramos nuestra masa lo más fina que podamos y la metemos entre los dos papeles en nuestra nevera.
7. Bien ahora toca prestar mucha atención… Vamos a sacar nuestra masa y estirarla todo lo que podamos con el rodillo y vamos a colocar nuestra mantequilla estirada en el centro de la misma. Vamos a doblar nuestra masa de alrededor sobre la de mantequilla hasta taparla por completo y vamos a amasar de nuevo con el rodillo, de esta manera quedará la mantequilla encerrada en el interior de nuestra masa de croissant.
8. Vamos a doblar en cuatro, como una hoja de papel, nuestra masa nueva mente estirada, y vamos a volver a amasar... Repetimos esto último una vez más... Así conseguiremos una masa hojaldrada que nos quedará jugasa y esponjosa en su interior al formar los croissant.
9. Dejamos nuestra masa estirada y vamos a cortarla longitudinalmente en tres sobre una tabla de corte. De cada una de las tiras vamos a cortar triángulos de unos 5 cm de base.
10. Comenzamos a enrrollar cada triángulo desde la base hacia la punta y al mismo tiempo lo ensancharemos ligeramente obteniendo unos cilindros de unos 7 a 9 cm de ancho.
11. Colocamos los cilindros en placas de horno engrasadas, humedecemos los cilindros un poco y dejamos reposar unos 20 min. hasta que inflen un poco su tamaño.
12. Pintamos los cilindros con la yema de huevo batida y les damos forma de cuernos apretándolos hacia la placa o bien los dejamos con forma parisina como yo.
13. Precalentamos el horno a 190º durante 10 minutos e introducimos las dos bandejas de croissant.
14. Horneamos unos 20 minutos a la misma temperatura o hasta que estén doraditos.
15. Sacamos las bandejas y tras dejar reposar durante 5 minutos los dejamos en una rejilla para que se enfrién.
16. Limpiamos una bandeja del horno y ponemos nuestras croissant para expolvorearlos con azúcar glass.
¡¡Y tanto esfuerzo y tiempo habrá merecido la pena!!

A disfrutar con un zumo de naranja recién exprimido, un buen Cola Cao o un cafelito ;)
Un abrazo fuerte y ¡¡Feliz Verano!!

7 comentarios:

María Teresa dijo...
martes, 06 agosto, 2013

Pero bueno, me has dejado impresionada, menudo croissant.
He visto muchas recetas de como hacerlos, pero tan sencillas como la tuya, ninguna, vamos que me has quitado todo el miedo y en cuanto estos calores se vayan los hago, bueno, tengo unas cuantas tuyas para hacer.
A ver si este invierno me es favorable, tranquilo aunque con trabajo y me dejan ser feliz en la cocina.
Besitos mi niña, muchos besitos.

marijose dijo...
martes, 06 agosto, 2013

Ummm, que ricos se ven, me ha encantado esta receta y ya la he anotado para hacerlos, besos

Julia. Petites Sucreries. dijo...
miércoles, 07 agosto, 2013

Que croissants más deliciosos! Que buenos! un beso

Mareva Berna dijo...
miércoles, 07 agosto, 2013

Hola guapa! Te han quedado impresionantes, bueno, como todo lo que haces jeje. Lo pintas tan fácil, que a ver quién no se atreve, ya te contaré el desastre.
Un beso muy muy fuerte!

AniMayo dijo...
lunes, 12 agosto, 2013

Estos croissants son un peligro! xD xD

Bss
Con Especias

Titaniii dijo...
domingo, 15 septiembre, 2013

Me encanta la historia que has explicado sobre tu abuela... y la relación de estos croissants con ella... de alguna manera también me ha hecho evocar mi niñez... somos afortunadas den haber podido disfrutar de nuestros abuelos, no crees?
Te felicito por la receta, estan más que deliciosos, y seguro seguro que los probaré.
Un beso y hasta pronto.

Carolina con sabor dulce dijo...
martes, 08 octubre, 2013

que rico y fáciles dehacer son ^^
Me encantan, antes los hacia a cada momento, ahora apenas me llega el tiempo :_(

Publicar un comentario en la entrada